CIEES / Comunidad Internacional de Empresarios y Ejecutivos Schoenstattianos

Miembros de CIEES Chile entregan al cardenal Ezzati las Bienaventuranzas del empresario cristiano

Bienaventuranzas empresario cristiano

La Pastoral Social del Arzobispado de Santiago, en la que participan dos miembros de CIEES Chile (Eduardo Undurraga y Pablo Navarro) elaboró las Bienaventuranzas del empresario y ejecutivo cristiano. Estas fueron recientemente entregadas al Cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de la ciudad.

Estas bienaventuranzas reflejan un llamado a servir a Dios en todos los aspectos de la vida de una empresa, a la vez, recuerdan que en el centro de la actividad empresarial está la dignidad de todas las personas que conforman y conformarán la sociedad.

 

BIENAVENTURANZAS DEL EMPRESARIO Y EJECUTIVO CRISTIANO

1. BIENAVENTURADO EL EMPRESARIO O EJECUTIVO QUE ASUME SU LABOR COMO UNA VOCACIÓN A LA QUE FUE LLAMADO POR DIOS, PARA COLABORAR EN SU OBRA CREADORA.

  • Entiende que la misión y visión de la empresa es ser colaboradora y co-creadora del plan de Dios y sabe que su vocación social y de emprender es un regalo recibido desde Él.
  • Realiza y cumple su misión al amparo de las directrices que reconoce en su frecuente diálogo con Dios, auscultando las voces del tiempo y las circunstancias que le toca vivir.
  • Se da espacios para reflexionar, orar, agradecer, meditar y evaluar a fin de interpretar correctamente el querer de Dios al decidir y actuar.
  • Se siente partícipe –personal y comunitariamente- de la obra creadora de Dios en la generación de riqueza, nuevas empresas, innovación, proyectos, bienes, servicios, para así también crear mejores empleos, bienestar social y comunitario.

 

2. BIENAVENTURADO EL EMPRESARIO O EJECUTIVO QUE TIENE HAMBRE Y SED DE JUSTICIA Y QUE LA PRACTICA CON TRABAJADORES, CLIENTES Y CON LA SOCIEDAD A QUIEN SIRVE.

  • Procura establecer al interior de la empresa valores y prácticas que favorezcan un clima de armonía, respeto y confianza entre sus miembros y con sus proveedores, clientes y la sociedad, fomentando vínculos humanos y sociales entre las personas.
  • Valora la dignidad de cada persona teniendo en vista mejorar la calidad de vida de los trabajadores y de toda la sociedad; se preocupa particularmente de la conciliación entre familia y trabajo.
  • Dispone de un mapa salarial que permita contrastar la realidad de sueldos de la industria y remunerar a los trabajadores con criterios de justicia, en función de la productividad y los resultados del negocio, conforme a criterios compartidos, no descriminatorios y transparentes. Se preocupa de pagar las leyes sociales oportunamente, dentro de los plazos legales.
  • Promueve informes sociales en la empresa donde se muestre la relación con los grupos de interés internos y externos de su empresa (stakeholders).

 

3. BIENAVENTURADO EL EMPRESARIO O EJECUTIVO QUE RECONOCE LA DIGNIDAD DE LOS TRABAJADORES, QUE LOS CONSIDERA COMO SOCIOS Y QUE CO-CONSTRUYE EL BIENESTAR Y EL DESARROLLO INTEGRAL DE ELLOS Y DE SUS FAMILIAS.

  • Está consciente de que el trabajo no solo genera productos y servicios, sino que también debe permitir el desarrollo del trabajador, de su familia y de la sociedad
  • Promueve el desarrollo integral de las personas que trabajan en la empresa y de sus familias, mediante el respeto de sus tiempos y horarios de trabajo, mayor conocimiento de sus colaboradores y a través de la capacitación (finanzas personales, orientación vocacional, potenciar habilidades, temas éticos, previsión y seguridad social, etc.).
  • Descubre, aprecia y desarrolla los talentos propios y de sus colaboradores para ponerlos al servicio de la tarea empresarial. Promueve y apoya el derecho y obligación de cada persona a esforzarse para alcanzar su realización personal, ya que cada uno es un fin en sí mismo y nunca un mero instrumento valorado por su utilidad.
  • Cuida el trato con cada persona (lenguaje, respeto,  saludo, etc.) y promueve la inclusión en reuniones, eventos, comunicaciones, entre otros. No se aprovecha de las condiciones de fragilidad de los más pobres y evita abusos de las personas.

 

4. BIENAVENTURADO EL EMPRESARIO O EJECUTIVO QUE, JUNTO CON LOS TRABAJADORES, LOGRA CREAR UNA VERDADERA COMUNIDAD DE PERSONAS, MANTENIENDO UN DIÁLOGO TRANSPARENTE Y FRANCO, VELANDO PARA QUE EN LA EMPRESA REINE UN CLIMA LABORAL ARMONIOSO.

  • Se interesa por la vida de cada trabajador, respeta sus sindicatos y asociaciones y crea las condiciones para que todos los trabajadores, sus organizaciones y ejecutivos se sientan parte del proyecto común.
  • Fomenta una política de puertas abiertas y trato cercano, promoviendo el diálogo entre empresarios, ejecutivos y trabajadores y sus organizaciones. Se esfuerza en medir el clima laboral, para mejorar y evitar retrocesos.
  • Se pone en el papel del otro (empatía social corporativa) y entrega elementos adecuados para desempeñar bien el trabajo.
  • Favorece la retroalimentación de ejecutivos y trabajadores respecto de su desempeño, fomenta una inducción adecuada para que conozcan los objetivos de la empresa y promueve evaluaciones con criterios previamente conversados. Felicita por los logros y entrega herramientas para mejorar.

5. BIENAVENTURADO EL EMPRESARIO O EJECUTIVO QUE VIVE EN FORMA COHERENTE ENTRE LO QUE CREE, LO QUE PIENSA, LO QUE DICE Y LO QUE HACE EN SUS NEGOCIOS, ACTÚA SEGÚN VALORES ÉTICOS Y TESTIMONIANDO SU FE EN CRISTO EN SUS DECISIONES EMPRESARIALES. 

  • Lidera con el ejemplo, consciente de que las palabras motivan y los ejemplos arrastran. Respeta la palabra empeñada, promueve la verdad y la transparencia, y genera credibilidad y confianza.
  • Fomenta la formación ética en todos los niveles de la organización en forma conjunta de trabajadores, empresarios y ejecutivos.
  • Tiene presente que la ética refleja el “por qué” uno hace lo que hace (Platón). La ética es más virtudes que normas, la ética se aprende viviendo bien y el orden de ser determina el orden de actuar (Sto. Tomás de Aquino).
  • Actúa de manera coherente con la ética cristiana. Ante dudas, se pregunta ¿qué haría Cristo en mi lugar? (San Alberto Hurtado).

 

6. BIENAVENTURADO EL EMPRESARIO O EJECUTIVO QUE RESPETA Y PROMUEVE EL CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE EN SU ACTIVIDAD PRODUCTIVA Y QUE CON SU ESTILO DE VIDA PROCURE SIEMPRE EL BIEN COMÚN DE LA SOCIEDAD.

  • Promueve estrategias de sustentabilidad ecológica al interior de la empresa (uso de puntos limpios, desecho y reciclaje, uso de la bicicleta, etc.)
  • Establece programas de medición con indicadores claros de avance social entre trabajadores, familias, clientes y comunidad. Evalúa el impacto medioambiental de la empresa en la comunidad que se desenvuelve.
  • Aporta al mejoramiento ambiental de espacios comunes, con la participación de los colaboradores (plazas, juegos, parques, reforestación, etc.) y fomenta el uso responsable de esos espacios.
  • Promueve la creación de un Comité de Sustentabilidad con representantes del directorio, ejecutivos, accionistas y trabajadores, que impulse iniciativas tales como el uso compartido de vehículos, el cuidado del agua, mantención de ambientes limpios, el conocimiento de la encíclica Laudato Si, entre otros.

 

7. BIENAVENTURADO EL EMPRESARIO O EJECUTIVO QUE SE ESFUERZA POR CREAR RIQUEZA Y DISTRIBUIRLA EN FORMA JUSTA ENTRE SUS ACCIONISTAS, EMPLEADOS, PROVEEDORES Y SOCIEDAD.

  • Crea riqueza y bienestar sostenible y los distribuye con justicia: salario justo para los empleados (bono productividad, reparto de utilidades, etc.); precio y trato justo para los clientes y proveedores; pago oportuno de impuestos; y beneficios justos para los propietarios.
  • Tiene y aprueba balances que reflejen la realidad. Transparenta el conocimiento de resultados entre todos los estamentos de la empresa.
  • Crea un sistema abierto para inscripción de proveedores. Transparenta el criterio de selección de éstos, exigiendo estándares éticos para los trabajadores de dichas empresas.
  • Reconoce en la gestión la dignidad de las personas. Revisa con criterios éticos y de justicia los niveles salariales. Vela por disminuir las desigualdades en la empresa; mide y verifica avances y retrocesos año a año (sueldo máximo y mínimo).

 

8. BIENAVENTURADO EL EMPRESARIO EJECUTIVO QUE ACTÚA CORRECTAMENTE, LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN Y PAGA LOS IMPUESTOS ESTABLECIDOS PARA CONTRIBUIR A UNA SOCIEDAD MÁS JUSTA. 

  • Dispone de políticas y procedimientos anticorrupción que no sólo verifiquen la correcta y oportuna declaración y pago de los impuestos, permisos, patentes, sino que también condenen y prevengan eventuales pagos y gastos indebidos.
  • Promueve la construcción participativa de un código de ética al interior de la empresa, vela por su cumplimiento y facilita la creación de un Comité de Ética Empresarial (interno o externo).
  • Condena el pago de gastos personales con cargo a la empresa, así como también la obtención de privilegios o pagos indebidos. Rechaza todo tipo de pagos a personas que no hayan prestado efectivamente servicios legítimos a la empresa.
  • Crea un sistema de reconocimiento a personas o grupos de personas que se destaquen por llevar a la práctica los valores de la empresa y el compromiso con las personas. Organiza un sistema que permita canalizar inquietudes sobre actuaciones indebidas, robos o malas prácticas de jefaturas o compañeros de trabajo.

 

9. BIENAVENTURADO EL EMPRESARIO O EJECUTIVO QUE PIENSA EN EL SERVICIO A LA SOCIEDAD TANTO COMO EN LA UTILIDAD DE LA EMPRESA. 

  • Le asiste la convicción de que el producir bienes “efectivamente buenos” y servicios “que realmente sirven” es un aporte al bien común.
  • Actúa en coherencia con esta visión, en su relación con todas las personas, grupos o instituciones con las que se vincula la empresa: trabajadores, comunidad, medioambiente, proveedores, Estado, accionistas, clientes, etc.
  • Planifica con mirada de largo plazo para lograr la sostenibilidad de la empresa en el tiempo.
  • Actúa de modo que la empresa sea un aporte real a la sociedad en producir bienes y servicios, en generar oportunidades laborales, en facilitar la realización personal a los trabajadores y en promover el desarrollo humano.

 

10. BIENAVENTURADO EL EMPRESARIO O EJECUTIVO QUE DECIDE EN CONCIENCIA, PENSANDO SIEMPRE “QUE HARÍA CRISTO EN MI LUGAR”, PARA LOGRAR UNA EMPRESA MÁS SOLIDARIA, INTEGRADA, FRATERNA Y FELIZ.

  • Promueve que la empresa sea una comunidad de personas y el establecimiento de un buen clima laboral en todas las decisiones del negocio. Además, promueve una cultura solidaria tanto al interior como al exterior de la empresa; por ejemplo, mediante la creación de fondos solidarios con aportes paritarios para mejorar los beneficios sociales, apoyo a campañas solidarias, etc.
  • Genera instancias de encuentro entre directores, ejecutivos y trabajadores, tales como: uso de horas de almuerzo, visitas a los lugares de trabajo mostrando real interés por las personas y sus condiciones de trabajo, etc. Promueve, también, encuentros con las familias. Evita discriminaciones en las condiciones de trabajo (ropa, estacionamiento, acreditaciones, ingresos, baños, casinos, lockers).
  • Facilita la participación en instancias gremiales, académicas, pastorales y apostólicas promoviendo el ideario cristiano del líder de negocios (CPJP).
  • Considera el Evangelio, el pensamiento social de la Iglesia y la ética en la toma de decisiones empresariales. Acude al buen Dios, a través de la oración, frente a decisiones difíciles. Facilita la realización de celebraciones católicas, ecuménicas e interreligiosas en fiestas y momentos significativos de la empresa. Invita a la participación activa de directores, ejecutivos, jefaturas, trabajadores y sus familias.

DESCARGA EL DOCUMENTO AQUÍ